Publi

jueves, 23 de abril de 2015

Corazones de Bizcocho de Chocolate


Ingredientes para 4 Personas:
Bizcocho: 5 Claras de Huevo, 110g de Azúcar, 4 Yemas de Huevo, 75g de Chocolate Negro y 80g de Almendra en Polvo.
Cremoso: 50g de Nata para Montar, 50ml de Leche, 1 Yema de Huevo, 50g de Chocolate Blanco y 1g de Gelatina (media lámina).

Preparación:
Empezamos separando las yemas de las claras de todos los huevos, la última yema la ponemos aparte y reservamos. Montamos las claras a punto de nieve, le añadimos el azúcar, nosotros utilizamos la máquina, si no tenéis lo hacéis a mano, el único problema es que os llevará más tiempo.

Troceamos el chocolate negro para fundirlo al baño maría. Cuando este fundido le añadimos las 4 yemas y mezclamos con unas varillas, seguidamente le añadimos las claras montadas y lo vamos integrando todo con movimientos envolventes, al rato que veamos que esté mezclado le incorporamos la almendra en polvo y seguimos moviendo, cuando esté todo bien integrado reservamos.

Precalentamos horno 160º 10 minutos. En un molde redondo para horno de unos 22cm bajo, untamos por la base y los laterales mantequilla para que no se pegue el bizcocho, después espolvoreamos cacao en polvo y repartimos por todos los lados y la base del molde, volcamos la mezcla y horneamos 160º 30 minutos.

Para el cremoso empezamos hidratando media hoja de gelatina en un vaso o bol pequeño con agua fría, después en una cacerola calentamos la nata y la leche juntas, antes de que hierva retiramos del fuego y le añadimos el chocolate blanco, empezamos a mover para fundirlo, cuando este fundido añadimos la yema y la gelatina ya hidratada (antes de incorporarla la escurrimos con la mano para quitarle todo el agua posible), cuando veamos que está todo bien mezclado e integrado dejamos enfriar y luego refrigeramos un par de horas.

Emplatando
Pasados 30 minutos apagamos el horno y sacamos el bizcocho, lo dejamos enfriar. Con el bizcocho ya frio y el cremoso refrigerado, empezamos a emplatar. Cortamos con un molde de corazones de unos 8cm de ancho nuestras porciones, con los restos que nos vaya quedando de bizcocho cortamos con otro molde de corazones más pequeño el resto del bizcocho, colocamos los corazones y espolvoreamos un poco de cacao en polvo por encima, con una cuchara cogemos el cremoso y decoramos por encima de nuestros corazones, unas frambuesas repartidas por el plato y Listo Para Servir!!



Seguro que a lo largo de vuestra vida habréis comido algún que otro bizcocho de chocolate, pero éste tiene una particularidad; está elaborado sin harina, lo que hace que todos los celíacos lo puedan comer sin problema. Este bizcocho en conjunto con un cremoso de chocolate blanco es la combinación perfecta. Buen provecho!!